El continente africano cuenta con muchas realidades, hay veces que hablar de “África”, en singular, resulta totalmente ridículo. En el continente conviven tal cantidad de “Áfricas” que es imposible conocerlas todas. Por eso, a veces, se agradece la posibilidad de acercarse a una realidad más específica y aprender algo nuevo.

En este caso, la exposición temporal “Gam Tepeyac. 15 años en Mozambique” nos acerca un pedacito de este país al Museo de Arte Africano hasta el próximo 15 de Marzo. Hasta esta fecha podremos disfrutar de las telas expuestas con motivos del país, junto a informaciones sobre los proyectos que durante este tiempo la asociación universitaria Gam Tepeyac ha llevado a cabo en este estado del África Austral. Entre estos proyectos destacan los proyectos educativos, sanitarios y sociales en diferentes espacios como el Orfanato de San Roque en Matutuine (Maputo), el Hospital Central de Maputo, las Hermanitas de los Ancianos Desamparados, o el Centro Padre Usera de Mocuba, entre otros.


¿Qué sentido tienen las telas? En muchas sociedades y estados africanos las telas, conocidas como capulanas en Mozambique y chitenge en Zambia o Malawi, no son sólo un objeto para vestir e ir a la moda. Expresan algo, desde un carácter étnico, a una situación social o personal. Dependiendo del estampado y de los colores las posibilidades son infinitas, de ahí la importancia de las capulanas como un medio de expresión que no todos logran entender. Lo más sorprendente es que el origen de estas telas que llamamos “africanas” no lo es tanto, sino que es el resultado de una hibridación cultural. Una historia donde países como Indonesia u Holanda son también protagonistas. [http://www.wiriko.org/wiriko/el-mundo-a-todo-color]

¿Pero por qué traer las telas para una exposición de este tipo? Convertir unas telas de origen mozambiqueño en la clave de una exposición resulta una idea brillante. Trae un pedazo real del país al que podemos aproximarnos, lo que conecta con la exposición permanente del Reino de Oku. Nos aproxima a la tradición y a través de ella, nos explica cuál es el estado del país y los proyectos que esta asociación ha llevado a cabo para remediar su situación.

Ya sabéis, si queréis saber un poco más sobre Mozambique, Gam Tepeyac o simplemente admirar un pedazo de tradición mozambiqueño, no dudéis en acercaros a la Sala de San Ambrosio, no os dejará indiferente.

 

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Buffer this pageShare on LinkedInEmail this to someone