Existen diferentes teorías del origen de la palabra África. Posiblemente procede del latín o griego.
Del latín, la palabra Africus y la palabra ábrego, que es un viento templado y húmedo que suele traer lluvias, procedente del sur de España, de África. La unión de estas dos palabras se asemeja al clima del continente africano.
Del griego de la palabra a – sin y de la palabra rhrigos – frio. Al juntar estas dos palabras nos quedaría “sin frio”, aludiendo al caluroso clima de África.
No solo el clima nos interesa, si no que gracias al calor de las gentes que conforman este gran continente conoceremos como viven, que hacen y como se manifiestan en los diferentes países que componen África.

pdf.icono_.64x64Descargar unidad didáctica: Al calor de África

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Buffer this pageShare on LinkedInEmail this to someone